Inicio » Blog » ¿Cómo organizar tu boda si tienes hijos pequeños?
como organizar tu boda si tienes hijos pequeños

¿Cómo organizar tu boda si tienes hijos pequeños?

¿Cómo organizar tu boda si tienes hijos pequeños?

Hasta hace muy poquito tiempo, asistir a una boda (sobre todo religiosa) en la que los novios ya habían formado previamente su familia, no era muy habitual, pero afortunadamente ésto ha ido cambiando a lo largo de los años, y cada vez es más frecuente ver a unos novios llegando al altar con sus peques (ya sean hijos en común, o de alguno de los miembros de la pareja).

Organizar una boda ya de por sí es una tarea complicada, y si además hay niños de por medio (con su correspondiente protagonismo ese gran día, faltaría más!), puede convertirse en toda una aventura para los papis si no se tienen en cuenta algunas consideraciones. No debéis olvidar que después de vosotros (los novios), las personas más emocionadas e ilusionadas con este acontecimiento serán vuestros hijos, por muy pequeños que sean, puesto que ellos serán también los grandes protagonistas de este gran día, y por tanto, habrá que tener en cuenta sus necesidades y cómo no, su participación.

Desde BODAS ÚNICAS te dejamos algunos consejos para saber cómo organizar tu boda si tienes hijos pequeños:

Cómo organizar tu boda cuando tienes hijos pequeños:

 

Selecciona una fecha y hora adecuadas.

Si tus hijos son muy pequeños, recuerda que lo más importante es que sientan cómodos este día e intentar respetar sus horarios. Por ejemplo, si tienen horarios de siesta o de comidas, intentad planificar la boda alrededor de esos momentos para alterar lo menos posible sus rutinas. En este caso, una boda de día sería más conveniente.

    El lugar de la celebración debe reunir ciertos requisitos para la comodidad de tu peque.

    Como hemos dicho en el punto anterior, tenéis que dar mucha importancia a la comodidad de los niños, porque de ello dependerá en gran medida que vosotros podáis estar más relajados y disfrutar de vuestro día sin agobios. Por ello, para minimizar el estrés en tus hijos y evitar viajes que les agoten antes de empezar, es conveniente que elijáis una ubicación cercana o de fácil acceso, y si es posible, buscar un lugar que tenga instalaciones para niños, como áreas de juego, etc.

    Contrata cuidados infantiles para que disfruten del día.

    Cómo organizar tu boda si tienes hijos pequeños es una tarea algo complicada a veces, por eso sería una magnífica idea (no sólo para vuestros hijos, también para los niños invitados al evento) contratar un servicio de cuidado infantil o de animación durante la boda. Incluso planificar un espacio separado donde los niños puedan jugar y estar bajo el cuidado de niñer@s mientras los adultos disfrutáis de la ceremonia y la recepción. Otra buena idea sería preparar una mesa especial para los niños con actividades y juegos que los mantengan entretenidos, proporcionar bolsas de regalos con pequeños juguetes o libros.

    Elige un menú infantil.

    Aseguraos de incluir opciones de comida que sean amigables para los niños en el menú de la boda. Esto ayudará a garantizar que los pequeños también puedan disfrutar de la comida.

      Hazlos partícipes de ese gran día.

      Si los niños son lo suficientemente grandes para entender lo que está sucediendo, involúcralos en la planificación de la boda. Puede ser emocionante para ellos sentir que también son protagonistas de este evento especial. Por ejemplo, en la ceremonia pueden acompañar a papá o a mamá hacia el altar, ser los guardianes de las alianzas de sus padres, cargar con flores o letreros que anuncien la entrada de la novia, etc. En el banquete podéis sentarlos en la mesa presidencial, junto con vosotros y los padrinos, hacerlos partícipes del momento de cortar la tarta, incluso del primer bailes como casados, preparando una coreografía sencilla con alguna canción significativa para vosotros, que seguro tendréis muchas para elegir 😉

      Cómo organizar tu boda si tienes hijos pequeños sin olvidar su hora del descanso.

      Aunque como hemos comentado anteriormente, cuando se tiene hijos lo recomendable es celebrar bodas de día, si optáis por celebrar vuestra boda por la tarde-noche, es posible que en algún momento, después de un largo día de juegos, los niños estén agotados y quieran irse a dormir.  Frente a eso, lo más importante es ser comprensivo, no forzar, y tener previsto una persona de confianza que les cuide el resto de la noche.

      Recuerda que se trata de que todos disfrutéis de este día tan  especial. Si bien puede ser un poco más complicado con niños pequeños, con la planificación adecuada y la disposición para adaptarse, podéis conseguir celebrar una boda maravillosa, para vosotros y para toda la familia!

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Carrito de compra
      Scroll al inicio